Cantos de sirena

En estas horas inciertas
de gargantas gritando por las escaleras
portazos a la hora de la siesta
dolores de cabeza incomprensibles y pesados

Dejas que el caos te rodee
te salpicas de cada una de las
polémicas voces
te zambulles en todas las piscinas
que se te presentan

Primaveras rosadas parecen reflejarse en sus ojos
y tú mientras, embutido en un largo invierno
cuestionas y clamas contra los ancianos dioses
cuál es mi secreto
qué enigma encierran los silencios
dónde pliegan sus alas las viejas golondrinas grises

Y no existen muchos secretos
tan solo los cabos
con los que amarrarse al mástil
mientras se cruzan cantos de sirena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *