Conversé con el fantasma del Fuego

Conversé con el fantasma del Fuego
refugiado en la oscuridad de las profundidades de la Tierra
Me habló del espíritu de la Luna, de la princesa
y del Agua y del Fuego
El rugido de una criatura de antes de cualquier tiempo
resonaba por toda la caverna
Probablemente es el Dragón, dijo el Fuego
No debería temblar, sería casi imposible que nos encontrara
en donde fuera que nos encontrásemos
Pero yo temía por mi salud física y mental
de haberlas tenido habría ofrecido cien vidas mías
por encontrarme sano y salvo al lado de la princesa

Pero ahora estaba solo hablando con el fantasma del Fuego
y me dijo que la Luna había fijado su enorme ojo sobre mí
Dijo que me espiaba siempre que podía, con anhelo
odiando en secreto y con rencor a las otras
Ellas que habían enredado sus piernas, sus dedos, sus vidas entre mi pelo
eran sin saberlo objetivo de los oscuros planes de la Luna
Pero yo había dejado de soñar con la Luna hacía tiempo y con las otras
con las otras, aunque siempre quedaran restos de rocío en las ventanas
El fantasma del Fuego se reía de mis dudas
El fantasma del Agua se presentó ante mí
Y donde yo guardaba mi miedo, el Agua puso vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *