Archivos mensuales: Mayo 2013

De la oscuridad

De la oscuridad
un grano de sal
y una gota de agua
caen en este mar de aceite

rueda la enorme roca
una gota de luz
ilumina el escenario
las siluetas ya se vislumbran
camina sin miedo
esquivando los obstáculos

resuena el ánimo
de las alturas
mira con todos tus sentidos
como va derramando el día
por la grieta del cáliz de la noche

siente los colores
invadiendo el lienzo
camina sin miedo
se borran las manchas

canta y siente
el frío en el cuello de la camisa
canta la Luna nueva
retirando esos brotes negros
arrancados de raíz

escucha la Luna
estás vivo de nuevo
otros no tienen tanta suerte
y andan desnudos

Carla (fotografía)

Carla no se encontraba bien,
había perdido su luz,
no terminaba de encontrar su camino.

Me lo dijo hará un mes
cuando volví a encontrarme con ella
por cuestiones de trabajo.

La historia no tiene demasiada complicación
sobre el papel.
El trabajo. El novio. El piso. La familia. La vida.

“Javier -me dijo-, no sé qué hacer
ahora con mi vida.”
Su etapa profesional de modelo terminaba.

Me limitaba a contemplarla
envuelta en la luz caliente de los focos
mientras le disparaba.

A decir verdad, poco quedaba ya
de la persona que conocí
cuando la conocí.

“La vida como modelo no suele ser larga,
he tenido la suerte de llegar hasta aquí.”
Y era cierto. Había sido afortunada.

Pero cuando los problemas se asoman
y el mundo parece estar a punto de acabarse
nada parece tener sentido.

Y yo, que comenzaba a estar cansado
de tanto dogmatismo, de subidas y bajadas
sentí lástima por la mirada gris y vacía de Carla.

En otra época yo fui igual,
la misma persona, a como era Carla ahora.
“No te preocupes, todo se arreglará”, me decían.

Pero las cosas no se arreglaron,
no por sí solas, menos aún por ellos.
Apagué mi luz. Me busqué una bombilla.

Encontrar ese camino.
Todo el mundo tiene uno,
una misión o un papel que interpretar durante su vida.

Todo el mundo sirve para algo.
Y no entendemos al que se equivoca
durante demasiado tiempo.