El libro de los números

I

Su niña pequeña se
                enfermó
y tuvo mucha fiebre,
mientras ella era montada
por el criado
en una casa deshabitada

II

La vida rara vez es
como en las películas,
no somos colocados
al lado de nuestras
almas gemelas
allí, en la arena de una
                playa,
donde éstas
nos esperan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *