una noche de complicaciones

la vida, se torna
a veces
complicada
por pequeñas cosas
que en apariencia
carecían de demasiada
importancia

afeitarse
la
barba
ir con el pelo
arreglado
camiseta dentro
de los pantalones
limpios, sin una sola
mancha

la distancia total
es de trescientos
noventa y
siete
kilómetros
la gasolina cuesta
quince céntimos
más

no se puede
fumar nada
dentro de los bares
adiós a las monólogos
solitarios
frente a una
caña de cerveza
compra la bebida
solamente
de 8 am
a
10 pm

ella tiene novio
               (eso en verdad
               no es
               el problema)

paga los impuestos
               seguramente
               cuanto más ganes
               más pagues
               (aunque no lo tengas)
todas las cosas
fáciles de encontrar
suelen ser
las que menos
me interesan

discos de música
películas
juegos
descatalogados
imposibles
de encontrar
calles cortadas
por visitas
oficiales
o porque sí

plazos de
inscripción
tasas de
inscripción
listas de
inscritos
en las que rara vez
aparece mi nombre

la vida, a veces
sí, se vuelve
un poco
complicada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *