la respuesta mágica

Pongamos por ejemplo el ruido que hacen los hielos

al caer el cálido elixir, el dulce brebaje sobre ellos

un ruido que llama la atención, a los oídos dispuestos a escuchar

igual que los rapsodas de lo cotidiano que pagan a las sucias palabras sacadas de las oscuras esquinas

más olvidadas del diccionario al escribir, para demostrar, para callar, para impresionar.

Pongamos por ejemplo la historia de aquellas veces

que viajé a una ciudad entre montañas, en el sur

buscando sin cesar, mi juventud, mientras sonaba una vieja bandolina

en mi cabeza. Recordando

una historia de amor ya caducada y soñaba con besos que no volvieron

a abrazarme, pero, gracias a Dios, encontré otros labios mejores

y descubrí que los labios que buscaba eran aquellos

más pequeños, hallados en ese pueblo entre montañas. El dulce aroma de la vida

que comienza de repente y al que me entrego sin pensármelo

dos veces, aunque con miedo.

Preguntamos ¿dónde?, ¿hacia dónde?

¿dónde poner el siguiente pie después de éste?

yo no lo sé, dice la gente

entonces, ¿dónde?, ¿dónde?

quisieran que les dijeran dónde podrían hallar

la respuesta a estos enigmas de la contemporaneidad

mas, la respuesta no está escondida, eso bien lo saben muchos

en el fondo de una botella, o de una jeringuilla (también “cánula”)

ni en los árboles, mucho menos en los ríos ni tampoco en las montañas lejanas

y por supuesto, claro que no está en ningún libro, agazapada cual

animal indefenso, temiendo que un fiero león salte y la devore. no

los libros los escriben gentes con las mismas preguntas que se hace la gente

corriente, que no sabía ni por dónde empezar, ni cuándo acabarían, y ahí están

la respuesta creo, esta vez, no se encuentra en el viento, ni en ningún libro

la respuesta comodín, que se viste de arlequín y dibuja esa gran J mágica en el aire

nos la graban a todos y cada uno de nosotros, cuando llegamos aquí, dentro de nosotros mismos.

2 comentarios en “la respuesta mágica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *