días que pasarán

tampoco me gusta la luz rojiza
cuando la veo desde el salón
y llevo en esa habitación durante horas
quizá días
golpeando contra el muro blanco de enfrente
de mi casa
al atardecer
pero no me alarmo, no estoy ni estaré
siempre igual
es que simplemente me da pánico
pensar
que hoy es dieciséis de marzo de dos mil once
y mañana
ya no
lo será más
ayer era dieciséis de marzo de dos mil once
y las cosas que hayan ocurrido,
pues bien,
OCURRIERON
y ya nunca más sucederán
imagina cuánta gente se habrá conocido hoy
cuántos habrán follado por primera vez hoy
y cuántos se habrán peleado hoy por última vez
cuánta gente habrá tomado drogas y flipado
cuánta gente habrá terminado hoy su obra maestra
y cuántas vidas habrán cambiado hoy
quizá el día de mañana aparezca un nuevo Einstein
o un Shakespeare
un Ché Guevara
¿un nuevo dictador
de cristal
a quien culpar quizás?
un héroe para una nación en tiempos grises
y quizás haya nacido hoy mismo
quizás Dylan haya escrito
o pensado hoy
su próxima última canción
en los albores de su septuagésimo cumpleaños
quizás alguien se haya decidido a capitanear
la próxima revolución
la del siglo veintiuno
la que lo cambiará todo
la que terminará con eso
que “va mal”
y todo sea más fácil
o más claro y conciso y menos doloroso
imagina la cantidad de historias que se han sucedido hoy
en la calle de los artistas
o en cualquier otra
imagina cómo habrá silbado el viento
desde el parque del templo de Debod
o cómo habrán volado hoy las golondrinas
por el lago en la casa de campo
hoy podría haber pisado el desierto de Almería
manchando mis gastadas botas
con el polvo de los caminos de arena y whisky
podría haber tocado mi guitarra
desde lo alto del cerro de los locos
para tí
podría haberme atrevido a gritar cosas divertidas
o a pedir perdón
o a pedir cuentas o a rendirlas
porque hoy era dieciséis de marzo
de dos mil once
en cambio, mi huella habrá sido:
(y esto es lo que me da pánico)
un mensaje de a penas veinte palabras bonitas
y sinceras
y terminar de leer
“Sunset Park”
de Paul Auster
y comenzar
con “Brooklyn Follies”
en el váter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *