El Chayo

Nazario Moreno despertó en la noche,
comenzaron a llover las balas.
Eran los perros de Distrito
que llegaron por la selva de madrugada.
Las mujeres dormían a los niños
y mientras todos los hombres disparaban.

Dicen por toda Michoacana:
el Chayo es gran jefe y señor,
que cuida de todas sus ovejas
con un cayado en la mano, como buen pastor.
Mas el Gobierno Federal lo busca
y ofrece buenos pesos en compensación.

El Chayo tiene muchas tierras
y mujeres siempre alrededor.
Si algún compadre lo falla,
aparece muertecito en un camión.
Pero la gente mucho le quiere
si saben lo que les conviene mejor.

Los perros de Distrito dispararon
y Nazario Moreno González cayó.
Su familia y queridas le lloran
dicen, “no fue buenesito, pero fue el mejor”.
Ahora ya nadie los protege
porque Nazario Moreno el Chayo murió.

Como Arturo “Jefe de Jefes”.
Edgar Valdez Villareal.
“Tony Tormenta” y “El Grande”.
Teodoro García Simental.
Todos con los huesos en la cárcel
o enterrados tras el funeral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *