ayer

ayer me largaron del curro (de uno de los dos). así que hoy he tenido que celebrarlo, aunque no muy seguro de ello y de lo que hacía. el futuro dirá, como siempre, hasta que me de la gana de hablar a mí.

hasta entonces, brindo por lo que tuve y porque ya no tengo nada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *